Hoy es uno de aquellos días que huele a frío y nieve. El cielo blanco y el aire húmedo te hacen pensar en todos aquellos sitios que quisieras estar y no puedes.
Descartando fotografías de playas mediterráneas, azules y claras en buena compañía, mi cabeza va un poco más allá y piensa en cómo sería vivir en los idealizados países nórdicos, dónde el frío y la humedad se apodera de uno, día tras día.
Es en ese momento, cuando recuerdo lo mucho que me gusta el diseño e interiorismo nórdico. Me inspira, me relaja, me transporta a lugares cálidos y confortables. Donde el blanco y la madera protagonizan un gran binomio. El diseño nórdico, desde la arquitectura hasta los utensilios más originales son patrimonio de muchos a la hora de disfrutarlos pero pensados por pocos a la hora de crearlos. Soy fan de un web que aquí os dejo, donde cada día te inspira con diseños e ideas nórdicas, desde cocinas hasta pasteles: Delikatissen .

@Delikatissen te permite navegar por infinidad de diseños, interiores e ideas. Filtrados de mil maneras y gustos diferentes. Os invito a visitar esta web que o bien os teletransportará a hogares escandinavos o a alguna tienda Ikea próxima.

www.delikatissen.com