El sábado pasado cené en el restaurante Mosquito. Muy bien me habían hablado de este restaurante de tapas oriental. La reputación del dueño ya es una garantía, hace poco fuí a otro de sus restaurantes, el Tatami Room y  me encantó.

El Mosquito Tapas está en la calle Carders, 46, en medio del barrio de Sant Pere de Barcelona, entre el Palau de la Música y el Born. A parte de infinidad de tapas exóticas, también tiene una gran oferta de cervezas de Catalunya y de importación. La especialidad de la casa son los dim sum y dumplings de China. Nosotros nos pedimos los de gambas y los de verduras a la plancha, estaban exquisitos. A parte de los dim sum pedimos una ensalada de col un poco picante, unos buñuelos de pescado muy sabrosos y unas buenísimas Edame (judias verdes saladas). Ah! De postre probamos las trufas de té verde, buenas y muy diferentes a las tradicionales. La calidad de los platos es muy buena, todos es casero y los sabores son explosivos, orientales y muy diferentes. Los precios son económicos, una cena para dos, costó 33€ (5 platos, 2 cervezas y 1 postre).

El dato negativo, tal vez, es que habia mucha gente, es muy importante reservar, como es un sitio pequeño la gente tiende a esperar dentro su mesa y eso puede resultar un tanto agobiante.

Mosquito Tapas · Carrer dels Carders, 46 · 08003 Barcelona · Telf. 93 2687569
www.mosquitotapas.com